Profesores Jefes
 
5 de agosto
 
 
 
 
 
Queridas Hermanas:
AGRADECEMOS,  la confianza, al permitirnos compartir con  ustedes  la maravillosa labor de educar, en un carisma que nos da la posibilidad de observar  como brota la semilla, que con amor, fe y razón sembramos junto ustedes.
LES DESEAMOS TODAS LAS BENDICIONES EN ESTE MARAVILLOSO DESAFÍO DE EDUCAR CON EL CARISMO SALESIANO.
Con la emoción de quienes admiran su vocación.